Del Branded Content al Debranding

2 minute read

debranding

¡Aprende a deshacer tu marca para lograr que tu consumidor sea quien cuente tu historia!

Vivimos en un mundo en el que los consumidores llevan el mando. Ya no se conforman con un buen producto, sino que exigen ser atendidos; rechazan la publicidad y prefieren contenido y experiencias. Por esto, cada vez se desarrollan formas más ingeniosas o sutiles de conectarse con ellos. Siguiendo esta idea, el branded content se convirtió en la mejor arma de las empresas por su capacidad de camuflar la intención de todos los esfuerzos: vender.

Sin embargo, algunos expertos anuncian la decadencia del branded content como estrategia para generar engagement, debido a la masificación y la saturación del mercado. Así es como aparece una nueva fórmula denominada Debranding.

¿Qué es Debranding?

Debranding es una técnica que se basa en retirar las marcas de los productos y los servicios. El debranding no las elimina por completo sino que sitúa al consumidor como el centro y permite que sea él quien cuente una historia y ya no la marca.

 Tipos-de-Debranding

¿Cuál es la misión del Debranding?

Lograr que las marcas consigan una repercusión social más trascendental, transformando a sus consumidores en la voz de la marca. Para conseguirlo deben enfocarse en darle un producto o servicio de alta calidad que los acompañe el mayor tiempo posible. Aquí lo que importa es que el consumidor demuestre lo orgulloso que está de su compra.

 

¿Qué necesitas saber antes de aplicar el Debranding a tu marca?

El Debranding no está hecho para todas las marcas. Por eso antes de empezar tu estrategia de Debranding debes tener en cuenta lo siguiente:

HOW-TO-Debranding

 

¿Qué logra tu marca aplicando Debranding?

  1. Asentar la identidad de marca: a través del producto, tu marca llegara a retumbar en la cabeza del consumidor sin necesidad de repetírsela o de logotipos.
  2. Aprovechar el potencial de las redes sociales: obtener una repercusión que trascienda, trasladando la voz de la marca a la de los consumidores.
  3. Cuidar la calidad y la competitividad del producto: las acciones de debranding persiguen a un usuario satisfecho que comparte en las redes su relación.

Casos exitosos de Debranding:

Starbucks en un intento por posicionarse como un agradable café de la esquina, retiró su nombre de las tazas de café, dejando sólo el símbolo de sirena. Preguntando a los clientes sus nombres, y escribiéndolos en sus tazas para llevar, el servicio se volvió más personal y menos corporativo.

  Starbucks-nice-to-meet-you

Coca-Cola eliminó de sus envases su clásico logotipo y decidió sustituirlo por los nombres de los consumidores. Esta iniciativa cosechó un gran éxito viral y el impacto de esta decisión fue trascendental en la proyección de la marca, al lograr que sus consumidores plasmasen sus experiencias en canales sociales, se sintieran los protagonistas y crearan sus propias historias.

Share-a-coke-with

Nocilla utilizo el packaging de sus productos para personalizarlos en diferentes campañas como la de Mr Wonderful o la más reciente con pedazos de las canciones de Alejandro Sanz.

nocilla_landing_ALejandro_2016

Incluso si los desafíos que representa el Debranding no son grandes obstáculos para tu marca, considera todas las opciones que tienes para darle una nueva vida a tu marca. Porque recuerda que para poder deshacer, es imprescindible haber hecho primero y haberlo hecho bien.