Ejemplos a seguir para que tu marca sea native

Este año, Netflix nos presentó una serie que impactó el corazón de todos, en especial de los amantes de los ochentas. En tan solo ocho capítulos, nos sumergió en el mundo del upside down y nos convirtió en fanáticos de una niña con un nombre peculiar. Sí todos estamos pensando en Stranger Things, le atinamos.

Esta producción original de Netflix se ha convertido en uno de los principales temas de conversación. Sabiendo esto, preguntémonos: ¿cuántos de nosotros sentimos ganas de comer waffles apenas terminamos la temporada? Pero no, no cualquier marca de waffles, exactamente Eggo de Kellogg’s. Además de envidiar a Eleven por la cantidad de waffles que podía comer, esta escena nos da un excelente ejemplo de cómo una marca debe seguir el arte del Native Advertising.

Entonces, retrocedamos un poquito: ¿Qué es native advertising?  Es contenido pagado, ya sean artículos, infografías, videos o cualquier formato que escojamos. Probablemente estén pensando cuál es la diferencia con el product placement tradicional. Pues, para que la publicidad se considere native, el contenido de esta debe estar alineado con el tono y estilo del medio. Además, tiene que estar lleno de  información que la audiencia habitual espera. Por esta razón, es difícil de identificar, ya que la publicidad se convierte parte del contenido “orgánico”.

No existen reglas fijas o un manual, pero sí grandes ejemplos que nos enseñan cómo utilizar native de la mejor manera. A continuación les presentamos algunos:

Eggo & Stranger Things: la marca como parte de la historia.

La marca de waffles “Eggo” logró introducirse en el storyline de la serie de la manera más natural: convirtiéndose en el alimento favorito de Eleven, uno de los personajes principales.

ejemplos-eggos-y-netflix

Netflix & New York Times: creando un tema de conversación.

Esta vez, Netflix fue el cliente, pagando la publicación de un artículo que trate acerca del modelo de cárcel para mujeres en Estados Unidos para promover su serie “Orange Is The New Black”. Cabe recalcar, en ningún momento se le pidió a los lectores que vean la serie. Esta pieza incluía videos testimoniales reales, infografías y por supuesto, texto.

ejemplo-new-york-times-y-netflix

Marvel & Mashable: la magia del Storytelling.

Marvel aprovechó para promover su nueva película “Ant-man” mediante un native ad en Mashable. Crearon un artículo cuyo estilo era muy similar a un reporte de crimen, el cual trataba acerca sobre un supuesto criminal con el  nombre de Scott Lang, personaje principal de la película, haciéndolo ver como “real”. Fue casi como un pequeño tráiler escrito sin mencionar a la marca ni una sola vez.

ejemplo-mashable-y-marvel

Game of Thrones & BuzzFeed: El quiz style.

Para promover la cuarta temporada de su popular serie “Game of Thrones”, HBO realizó publicidad inteligente disfrazada de un quiz que se llamaba How are you going to die in Game of Thrones? siguiendo el tono y estilo que utiliza BuzzFeed a diario y que a sus lectores, los divierte.

ejemplo-buzz-feed-y-hbo

Marriott & Medium: aprovechando plataformas.

Con el propósito de fortalecer el branding de la marca, la cadena de hoteles Marriott publicó una colección de 60 historias de viajeros reales en un inserto digital en Snapchat llamado “Gone”, desarrollados por ellos junto a Medium. Indirectamente, todas estas historias se tratan sobre Marriott. Hoy, “Gone” continúa funcionando con posts acerca de viajes y lugares icónicos del mundo.

ejemplo-marriott-y-medium

Mastercard & Mashable: educando al consumidor.

Estas marcas unieron fuerzas para crear “Mobile-Minded”, un artículo gráfico sobre cómo utilizamos dispositivos móviles y su compleja relación con los humanos, incluyendo la forma que se realiza transacciones de tarjetas en internet. Considerada una de las mejores piezas de native advertising del 2014.

ejemplo-mastercard-y-mashable

Oxiclean & Pop Sugar: el encanto del food porn.

Oxiclean, marca de limpiadores domésticos, se juntó con Pop Sugar, una compañía mediática dirigida a mujeres, para crear un video native donde mostraban la receta completa de los “Oreo Churros” (suena delicioso, ¿no?). Al final, ponen todos los utensilios en un lavavajilla de la marca, la mencionan incluso, pero respetan el estilo del medio.

ejemplo-pop-sugar-y-oxi-clean

Purina & BuzzFeed: el poder de la viralización.

Este dulce ejemplo se trata de un video viral producido por Purina para BuzzFeed. Este se titula “Dear Kitten”, y es una carta de un gato mayor a uno más joven. Alcanzaron aproximadamente 10 millones de vistas de manera instantánea. Esta es la prueba de que los gatos siguen siendo tendencia en Internet y que ser native es posible con contenido entretenido y original.

ejmplo-purina-y-buzzfeed

En fin, entre tantas razones por las que deberíamos invertir en Native, es importante resaltar la principal: nuestros consumidores evitan la publicidad cada día más. Vivimos en un mundo donde los servicios de streaming por suscripción permiten que las audiencias consuman entretenimiento sin comerciales. Entonces, hay que ser ingeniosos para recordarles a nuestros consumidores que nuestra marca existe. Sin embargo, no podemos dejar a un lado que el verdadero propósito detrás de todo es generar una conexión cercana con ellos. Por eso, GO NATIVE!

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply