Una marca nos trae al candidato perfecto

El 2017 ha sido un año dominado por la política. Los medios, las redes y las conversaciones están invadidas de noticias, campañas electorales y una constante discusión sobre los candidatos.

Recientemente, estuvimos hablando del ruido electoral que nos rodea, donde la creatividad se vuelve fundamental para crear contenido relevante que nos salve y nos destaque de los demás.

Pues, queridos insighters, hemos encontrado el ejemplo perfecto: una marca que vio una oportunidad en este momento y supo aprovecharla.

Se trata de Fundación La Iguana, una organización guayaquileña sin fines de lucro que lucha por la reforestación de las ciudades. Para empezar, ellos detectaron un problema: la falta de propuestas de temas ambientales.  Así, nace “Yo voto por un árbol”, una campaña con un mensaje fresco que nos presenta al candidato perfecto.

La campaña

El equipo de creativo de la agencia RE- Creatividad Estratégica debía presentar una campaña para la marca en este nuevo año, pero se toparon con la saturación política.

Por esto, decidieron darle una nueva opción a la sociedad. Una oportunidad para votar por alguien que realmente cambie su vida, que sea real y completamente honesto: un árbol.

¿Un árbol? Sí, porque suma las características de un candidato perfecto. Tiene experiencia, es sabio y siempre brinda protección. Además produce el oxígeno para respirar, y encima, no pide nada a cambio. Puede que los árboles no hablen, pero son ellos los que permiten que nuestra voz nunca calle.

Una idea fresca y arriesgada

Lo que destaca a esta campaña del resto de estrategias eco-amigables, es la iniciativa de luchar contra el ruido político. Ellos transforman una amenaza en una oportunidad, y así, se suman a la permanente conversación sobre el futuro de nuestro país.

Constantemente, las ONGs se topan con el gran desafío de no tener quién los escuche o quién los apoye. Por esto, este  mensaje es capaz de llamar la atención ya que se contextualiza de manera eficaz.

Algunos podrían considerar que es un riesgo, pero una marca que dice la verdad, es la que se diferencia del resto. La campaña está en sus primeros pasos, pero estamos ansiosos de seguir viendo que más dirán en su página.

Sobre la organización

Como ya lo mencionamos, es una organización sin fines de lucro que se estableció legalmente en el año 2012 en Guayaquil. Su misión consiste en recuperar y reforestar áreas verdes en nuestras ciudades-con árboles nativos- y combatir los efectos del cambio climático.

La fundadora, Andrea Fiallos, de 29 años, busca transmitir un espíritu de aventura inclinado hacia el amor a la naturaleza. Ella asegura que un árbol le arregla el día a cualquiera, que es puro y su sombra es la mejor protección que tenemos. Más razones para considerarlo el candidato perfecto.

Lo que empezó como un sueño, hoy es un conjunto de 25 voluntarios y más de 1,000 árboles sembrados alrededor de la ciudad. Definitivamente, son una organización que piensa en el futuro, pero que brinda soluciones en el presente.

 

A través de “Yo voto por un árbol”, la marca no solo motiva la siembra de árboles. También incentiva una nueva cultura en nuestro país, una que se incline hacia el uso de áreas verdes, la preservación de la vida y la construcción de un Ecuador mejor.

Nosotros votamos por un árbol, ¿y tú?

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply