Celebrando 30 años de los GIF

2 minute read

DANCING-BABY

En tiempo web, 30 años es prácticamente una eternidad, pero la simplicidad del GIF ha probado ser capaz de adaptarse y evolucionar junto con el Internet. 

Este mes, el formato de imágenes en loop infinito, cumplió 30 años. En tres décadas, el GIF ha logrado trascender sus humildes comienzos para convertirse en la forma estrella de comunicación en la web. Y este hito debe ser celebrado.

Curiosamente, este formato de imagen que se ha vuelto omnipresente en la cultura digital, nació antes que el Internet. En 1987, un ingeniero llamado Steve Wilhite, inventó el GIF ante la necesidad de gráficos simples que pudieran funcionar en todas las computadoras, mientras exhibía imágenes claras con conexiones lentas. Así, este se convirtió en el formato esencial para gráficos como logos, mientras que JPEG se convirtió en el default para fotos.

La clave de permanencia del GIF es que Wilhite hizo que su algoritmo sea extensible, de tal manera que otros podían construir sobre él para crear diseños más complejos. Así, en 1995, el equipo detrás del navegador Netscape hizo exactamente eso: crear el GIF animado a partir del formato estático original.

Lo que empezó como simples animaciones de «en construcción» para sitios web, pronto se convirtió en sensaciones virales en los años 90. El principal fue el GIF «Dancing Baby» que surgió de las alucinaciones de Ally McBeal en el exitoso programa de televisión del mismo nombre.

En 1999, las compañías Unisys y Compuserve se disputaron la patente del GIF, por lo cual este perdió algo de popularidad, quedando relegado a foros como Reddit y Tumblr. Sin embargo, en el 2013, gracias al auge de las redes sociales, este formato hizo un comeback magistral. Incluso llegó a ser nombrado, por los diccionarios de Oxford, como la palabra del año.

En años web, 30 años es prácticamente una eternidad, pero la simplicidad del formato GIF ha probado ser capaz de adaptarse y evolucionar junto con el Internet. Hoy, los GIF se han convertido en una forma abreviada de expresar muchísimas cosas: desde reacciones hasta emociones. También se ha convertido en una nueva forma de arte, como lo demuestra la exposición “Time_Frame” que se expondrá en New York hasta finales de junio.

Les compartimos un video sobre cómo se ha capitalizado esta creación a lo largo de los años: