Marcas que hacen del mundo un mejor lugar

3 minute read

marcas-que-hacen-del-mundo-un-mejor-lugar

Las marcas que más apreciamos son aquellas que son buenas para el mundo. Te compartimos ejemplos de marcas que poco a poco, mejoran nuestras vidas.

Cada vez más el marketing juega en el terreno de la responsabilidad social. La idea de que las marcas deben devolver a las comunidades y hacerlas crecer de manera sustentable no es nueva. Pero conforme el mundo se deteriora y la gente se desesperanza, las marcas no sólo están en la obligación de contribuir, sino que pueden aprovechar la oportunidad para levantar ánimos.

No es de extrañarse que las marcas que más apreciemos, sean aquellas a las que consideramos buenas para el mundo. Nils Leonard, durante Reinvention 2016, planteó una pregunta que todas las marcas deberían hacerse: ¿agradece el mundo que mi marca exista?

Según este brillante líder creativo, no podemos sólo ser acosadores e intentar vender, vender, vender. Tenemos que pelear para hacer del mundo un lugar mejor. Eso cambiará la forma en la que la gente ve nuestra marca.

Te traemos 6 ideas que hacen del mundo un mejor lugar.

Pepsi

Pepsi ha desarrollado su iniciativa Liter of Light en varios países y consiste en darle a comunidades en necesidad (en este caso, Filipinas), una forma sencilla, económica y amigable con el medio ambiente de conseguir luz para sus hogares y calles.

Lo logran a través de la utilización de botellas de esta bebida y agua para refractar la luz solar y generar iluminación comparable a la de una bombilla común.

Shell

Shell, empresa gigante de energía, está recorriendo pueblos en Kenya con la empresa GravityLight para promover su iniciativa #makethefuture. Juntos están reemplazando las comunes (y a veces peligrosas) lámparas de querosén por un dispositivo que usa la gravedad para generar energía.

Así, con tan sólo llenar dos bolsas con rocas o arena, estas comunidades pueden encender fácilmente pequeñas lámparas LED.

Cervecería Nacional (Pilsener)

cervecería nacional manta

En nuestro país, luego del terremoto del 16 de abril, muchas personas perdieron sus hogares y sus negocios. A partir de esta necesidad, Cervecería Nacional ha creado tiendas eco-amigables. Estas se fabricaron con base en contenedores de acero térmico y fueron equipadas con paneles solares.

Gracias a las «tiendas para salir adelante», los tenderos podrán reactivar sus negocios.

UTEC

Luego de un largo proceso de investigación y desarrollo de prototipos por profesores y alumnos de la Universidad de Ingeniería y Tecnología, encontraron una solución para la falta de energía eléctrica en poblados de la selva amazónica peruana.

Se trata, efectivamente, de plantas que dan luz. Esta genial idea integra energía limpia y autosostenible para utilizar adecuadamente la riqueza natural de la zona.

Tiger Beer

La contaminación ambiental es un problema evidente en Asia, por lo cual Tiger Beer, marca asiática de cerveza, creó una línea de marcadores y pinturas en spray hechas a base de contaminación.

Para saber más sobre Air-Ink, puedes revisar este artículo que hicimos hace unos meses.

Panasonic

También en nuestro país, Panasonic, junto a la agencia Maruri Grey, desarrollaron una idea que ayuda a aprovechar el agua que diariamente se desperdicia con el uso de acondicionadores de aire: ACH2O.

A través de un filtro fácil de instalar en los A/C de la marca, lograron purificar suficiente agua para que una persona consuma en tres días.

IKEA

Usualmente Ikea recrea casas inmaculadas en sus tiendas para inspirar a sus consumidores a comprar, pero esta vez la marca decidió reflejar la realidad que se está viviendo actualmente en Siria.

Así, han recreado una casa de 25 metros cuadrados en la exposición de una de sus tiendas. Paredes de ladrillos, escombros y muebles destrozados muestran las icónicas etiquetas de la marca. Pero  lejos de mostrar los precios, cuentan la historia de una típica familia siria: falta de comida, medicinas, agua limpia… y permiten donar a la Cruz Roja para apoyar la causa.

 

Todos estamos cada vez más conscientes de aquello que el mundo necesita y por eso no podemos quedarnos cómodos. Tenemos que creer que se puede crear un mundo mejor y como industria, tenemos más poder que la mayoría para generar cambios significativos. No dejemos de pelear por lo que vale la pena.