Extensiones de marca, una estrategia de crecimiento

Muchas marcas lo han intentado pero pocas han logrado el éxito. Una extensión de marca no siempre es una decisión acertada si no se sabe manejar de manera correcta, pero cuando esta estrategia de diversificación responde a las necesidades de los consumidores, puede ser una catapulta para el crecimiento del negocio; permitiendo que este alcance nuevos mercados, sectores o industrias.

Uno de los casos de éxito es el de Rolls-Royce, originalmente conocida sus autos de lujo. Tras su posicionamiento en esa categoría, la marca apostó por la producción de motores de aviones, logrando excelentes resultados. Logró colocarse como una proveedora reconocida en el sector aeronáutico, convirtiéndose incluso en uno de los principales fabricantes del mundo.

rolls-royce

Uno de los casos más recientes es el de Apple, que agregó los relojes inteligentes a su portafolio, entrando a competir a una categoría totalmente nueva con su mismo nombre. Aunque el segmento aún no termina de desarrollarse, el gigante tecnológico logra colocarse como líder fuera de sus populares teléfonos móviles.

Chevrolet se suma a la lista de marcas que han dado este giro estratégico para llegar a un mayor número de consumidores. En abril pasado presentó al mercado ecuatoriano su línea de bicicletas. Una propuesta que va de la mano con las tendencias que los expertos identifican en la región. Según un estudio de Trendwatching, una de las tendencias que predominan este año en América Latina es la de la aventura urbana. Es decir, que los latinos se están acogiendo a nuevas formas de transporte urbano, dando paso a más oportunidades y productos de dónde elegir.

Bicicletas

No hay una fórmula exacta para que las extensiones de marca funcionen, pero si algo tienen en común las que han logrado salir adelante, es la planificación y el estudio detrás, que se basan en tendencias y necesidades del mercado.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply